EL QUESO Y LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA

EL QUESO Y LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA

¿Qué es la lactosa?

La lactosa nos aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas, calcio, grasa, y sustancias necesarias para nuestro organismo. La solemos encontrar sobre todo en la leche y en los derivados de esta. La lactosa se degrada en el intestino.

Pero ¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia se produce cuando existe una mala absorción por parte de nuestro intestino, este se ve incapaz de degradarla. Los síntomas pueden ser varios, dependiendo de la cantidad de lactosa ingerida, como dolor abdominal, flatulencias, nauseas…

Estos síntomas se mitigan cuando ajustamos la ingesta de leche y derivados, hasta controlar los síntomas. Pero no es necesario eliminarlo del todo. Solo hay que saber que producto es el más adecuado.

Pero la gran pregunta es: nosotros que somos un país amantes de los quesos, con una infinidad de variedades por región , ¿no podemos comerlos si tenemos intolerancia a la lactosa?

Aquellas personas queseras están de enhorabuena, no todos los quesos poseen la misma cantidad de lactosa, es más, hay quesos que son más aconsejables precisamente por este motivo.

En esta carrera de los mejores quesos para los intolerantes hay un claro ganador, El Queso Curado obtiene el pódium.

Un Queso Curado posee un 0.5% de lactosa por cada 100 gr. Por el contrario un queso fresco supera los 2%.

Los Manchegos de leche de oveja con una maduración entre 30 días y 2 años son los mejores, seguidos de los de Idiazábal con maduración de 4 meses a 1 año. Los quesos de cabra también son recomendables.

Por lo tanto, si tienes intolerancia a la lactosa los mejores quesos son los curados o añejos, cuanto más maduro mucho mejor. Y preferiblemente de oveja o de cabra.

Consejos nutricionales de la Dra. Neus Abella

Centro Diet

Tel 93 478 52 01

 
acolor.es - Diseño de paginas webbuscaprat.com - Guia comercial de el prat
aColorBuscaprat